El calentamiento global hizo que 2016 fuera el año más caluroso de la historia, un calor que aumentó la temperatura del planeta y que en gran parte fue absorbido por los océanos. Este hecho, unido a la sobrepesca, amenazan la riqueza marina sobre todo en las regiones...